Es el bizcocho tradicional que no utiliza ni levadura ni aceite ni mantequilla. Es ideal para rellenar con crema, nata o chocolate.

Ingredientes

  • 5 huevos
  • 165 gr de azúcar
  • 50 gr de harina de repostería
  • 50 gr de maizena
  • Un pellizco de sal

Consideraciones previas

Los huevos deben estar a temperatura ambiente el motivo no es otro que de esta manera se montarán más fácilmente.

De los 165 gr de azúcar, separar 15 gr que servirán para montar las claras.

Precalentar el horno a 180ºC.

Elaboración

Separar las claras de las yemas. Antes de montar las claras a punto de nieve, añadir un pellizco de sal. Batir enérgicamente y cuando ya estén espumosas añadir los 15 gr de azúcar.

Una vez montadas, las dejaremos en la nevera.

A continuación, batir las yemas con los 150 gr de azúcar. Cuando tengamos una mezcla espumosa dejar de batir y añadir la harina tamizada y la maizena también tamizada. Mezclar suavemente con una pala hasta conseguir una pasta homogénea.

A esta pasta añadiremos las claras. Mezclar con suavidad y siempre de abajo hacia arriba evitando que se bajen las claras.

Poner la mezcla en un molde forrado con papel de horno.

Horno 180ºC por abajo y sobre la rejilla y un tiempo mínimo de 40 min.

Dejar reposar en el horno con la puerta entreabierta. Sacar y quitar del horno. Dejar reposar/ enfriar sobre una rejilla.

Se puede decorar con azúcar glas, glasa real, chocolate…

Susana.

Anuncios